Cómo controlar la ira

ira

La ira es una reacción emocional muy frecuente, pero no por ello menos preocupante. Ante determinadas situaciones límites, parece imposible controlar nuestros impulsos, sin embargo, existen ciertas técnicas para reducir los efectos de esta emoción.

  • Ira acumulada: una de las principales causas por las que aparece la ira es por callarse y tragarse las emociones de forma innecesaria.
  • Frustración: en muchos casos la ira aparece como respuesta a la frustración por no haber conseguido unos objetivos determinados. La empatía bien entendida, puede ser una buena arma para evitar plantear las relaciones humanas como una cuestión de ganar o perder.
  • Pensar en las causas y consecuencias: es importante analizar si esta reacción emocional se ha producido realmente por causas justificadas o si nos han llevado a conseguir algo. En muchas ocasiones el enfado no vienen justificado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR